Busca a Dios cuando te levante...

Busca a Dios cuando te levantes

Busca a Dios cuando te levantes

El mayor de los engaños que limita al ser humano es tu convencimiento de que es necesario satisfacer en primer lugar los  deseos y las obligaciones menores.

A todos nos cuesta entender esta verdad, y comenzamos el día preocupados por las tereas diarias, obligaciones mundanas.

Y nos cuesta cambiar de hábito, más de lo que se pueden imaginar.

Decimos desde mañana me levanto y medito, pero ese mañana se pospone, porque nos levantamos con el tiempo justo para entrar en nuestro trabajo, y lo dejamos para mañana y así se suceden los mañanas.

Y no nos damos cuenta que esas grandes obligaciones que nos creemos son obligaciones menores.

Cuando lo primero es buscar a Dios, si no cambiamos el hábito de poner en primer lugar obligaciones menores, es que no estamos razonando de forma clara, porque en cualquier momento el ángel Gabriel, puede reclamarnos y tendremos que abandonar este mundo.

O nos sorprende el dolor, la angustia, la enfermedad y es cuando nos damos cuenta que esa fuerza, y muchas veces soberbia de creer que todo lo estamos haciendo solos, y la vida pasa por nuestras fuerzas, pero repentinamente un ser querido muere, o la salud nos lleva  a estar postrado en una cama dependiendo de otras personas y es cuando nos damos cuenta de nuestra verdadera realidad, dependientes de Dios, nuestro creador.

Así que busca primero a Dios en la meditación, llénate de su amor, y luego a vivir el Día de hoy.

María Benetti Meririño

.

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Acerca del Autor

María Benetti Meiriño

Escritora y conferenciante. Autora de varios libros sobre espiritualidad. Dicta conferencias y seminarios en distintos países. Asesora y Directora de Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. Coordinadora en Pluralismo Religioso-Religiones no cristianas. Hinduismo. Zen. Budismo. Judaísmo. Creadora del método de sanación espiritual Reiki Crístico, del Método de Meditación trascendental Camino a lo Sagrado, para adultos y niños.

Dejá tu mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *