¿Cómo logro el equilibrio?

¿Cómo logro el equilibrio?

¿Cómo logro el equilibrio?

Una de las preguntas más frecuentes que me hacen, en los retiros espirituales, es ¿cómo logro el equilibrio en mi vida?

La persona cree que al hacer esta pregunta está en desventaja y es todo lo contrario, es muy buen principio, es la llave adecuada para entrar en el camino. Solo cuando uno se da cuenta que no está en su eje, es cuando busca el centro.

¿y cuál es el centro?

Es el altar de Dios, ese es el perfecto equilibrio.

¿Y cómo sé que logré el equilibrio, que estoy en el altar de Dios?

Porque tendrás autodominio. Sentirás paz, quietud en tu mente. Cuando digo quietud es que los pensamientos no te perturban, todo lo contrario, te ayudan a elegir el camino de forma clara, las ideas aparecen en la pantalla de la mente, como si fueran flechas indicando el camino a seguir, y te llevan actuar con seguridad, sin dudas, ni titubeos. Se siente en el interior esa conocida voz que habla en el corazón. “Estas haciendo lo correcto”.

Para alcanzar la verdadera meta de la vida has de tener autodominio, buscar el equilibrio, ya que el perfecto equilibrio es el altar de Dios.

Esfuérzate por alcanzarlo y, una vez que lo hayas conseguido, no lo pierdas nunca.

María Benetti Meiriño

Acerca del Autor

María Benetti Meiriño

Escritora y conferenciante. Autora de varios libros sobre espiritualidad. Dicta conferencias y seminarios en distintos países. Asesora y Directora de Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. Coordinadora en Pluralismo Religioso-Religiones no cristianas. Hinduismo. Zen. Budismo. Judaísmo. Creadora del método de sanación espiritual Reiki Crístico, del Método de Meditación trascendental Camino a lo Sagrado, para adultos y niños.

3 comentarios

  • Marisa

    Hola amigos:

    Es verdad,cuando empieza a preguntarse como logro estar en armonía,en equilibrio,es porque realmente está desarmonizado,fuera de su eje,y es allí,adonde comienza a actuar «el espíritu de Dios»,porque nosotros somos hijos del amado Padre,fuimos hechos a obra y semejanza de él.y.como ES(si afirmo que ES,porque creo en un Dios vivo,Espiritu vivificador) un buen Padre,siempre quiere lo mejor para nosotros.

    En mi experiencia personal,todos los días,dejo mi vida en sus manos,porque Confío,que mi padre,quiere lo mejor para mi.abro mi mente y mi corazon a EL,todos los dias,reposando en su regazzo,me dejo estar,sintiendo,como El me guia,me habla con palabras y actos.Le pido todos los dias:Señor,muestrame tus caminos,Guiame por tus senderos,Encaminame en tu verdad».

    Gracias Maria,por enseñarme estas palabras.

    los quiero

  • Erika

    –¿Como hay que hacer para meditar?

Dejá tu mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *