Dejar atrás los miedos del pa...

Dejar atrás los miedos del pasado

Dejar atrás los miedos del pasado

(Ejercicio de sanación)

Los pesos de la niñez, las vivencias de los primeros años en el planeta tierra pueden ser lastres que nos lleven a la enfermedad.
Te propongo un ejercicio de liberación de esos lastres. Focaliza la mente en tu niñez.maria.b.meirino (2)
Busca siete pensamientos que proceden de ella. Anota en una hoja cada uno de los pensamientos, en el orden que te van surgiendo.
Con el primer pensamiento  que anotaste haz este ejercicio.
Llena un vaso de agua y focaliza ese pensamiento en él.
Imagínate lo más claro posible el pensamiento.
Luego con la mano derecha lo vas volcando suavemente sobre la tierra al costado derecho, no hacia delante. Siempre manteniendo la atención en lo que haces, dejas ir ese miedo, ese pensamiento viejo a la madre tierra.
Al otro día haces el mismo ejercicio con el segundo pensamiento. Así sucesivamente, cada día uno, hasta llegar al séptimo pensamiento y al séptimo día.
El día octavo, que corresponde al domingo siguiente del que empezaste el ejercicio, llena de nuevo un vaso de agua, focaliza en tu mente la imagen de Jesús de la Misericordia y la imagen de la Medalla Milagrosa.
Con tus dos manos sobre el agua mantienes tu pensamiento en las imágenes de Jesús de la Misericordia y sobre la Virgen de la Medalla Milagrosa e invocas al Espíritu Santo.
Mientras haces eso repites la oración al Espíritu Santo:
¡Ven Espíritu Santo llena mi corazón de tus dones!
¡Ven a mí, Espíritu Santo, enciende en mí el fuego de tu amor!
¡Ven Espíritu Santo renueva mi cuerpo, concédeme la gracia de sanar mi cuerpo!
¡Ven Espíritu Santo renueva la faz de la tierra!
Pide a Jesús que limpie tus pensamientos viejos y los llene de luz.
Pídele, Renacer.
Hasta que sientas que tu mano casi quema, focalizando la luz en el vasito de agua.
Luego bebe el vaso del agua, ese día.
Los siete días que continúan, hasta el domingo siguiente, todos los días toma un vasito de agua, cargándolo con renacimiento, con luz, con renovación, limpiando tu mente limpiando tus pensamientos. O si tienes un órgano enfermo.
Termina este ejercicio día quince. Tu enfermedad o dolencia puede que esté relacionada con miedos viejos, puede que tenga que ver con algo que te pasó en la niñez y ni te acuerdes.
Con este ejercicio sueltas esos miedos que te atan al pasado, que se quedan en nuestro inconsciente. Hasta la próxima semana.
Paz y Bien.
***
Autora de libros y guía para meditación.
maria.benetti.meirino@gmail.com
***
Léalo también en:

Diario Primera Edición haciendo clik AQUÍ

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Acerca del Autor

María Benetti Meiriño

Escritora y conferenciante. Autora de varios libros sobre espiritualidad. Dicta conferencias y seminarios en distintos países. Asesora y Directora de Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. Coordinadora en Pluralismo Religioso-Religiones no cristianas. Hinduismo. Zen. Budismo. Judaísmo. Creadora del método de sanación espiritual Reiki Crístico, del Método de Meditación trascendental Camino a lo Sagrado, para adultos y niños.

2 comentarios

  • Rox LL

    Muchas gracias!!! justo lo que mas necesito.. Dios los bendiga Roxana

    Date: Thu, 12 Feb 2015 22:28:37 +0000 To: roxllm@hotmail.com

  • Marcelo Núñez

    Prometo hacerlo! Gracias por compartir este ejercicio…

Responder a Marcelo Núñez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *