Oruro y el mercado de las bruj...

Oruro y el mercado de las brujas

¡Oruro Bolivia y el mercado de las brujas!

Oruro es una localidad del altiplano boliviano, una de las más altas del mundo y,  a su vez, uno de los sitios más enigmáticos que he conocido.
En la prehistoria como hoy, la religión y la magia se encuentran unidas. La mayoría de las almas en Oruro mantienen esta unión.

oruro.maria.b.meirino

Santuario del Socavón, Oruro, Bolivia

Oruro es de carácter femenina, generosa, emotiva y con magia.
La energía que corre por su suelo se puede sentir en la columna vertebral, no importa si se está calzado con zapatos de suela o de goma aislante, ella igual se conecta con la médula por el sacro.
El espíritu mágico de Oruro no se respira sólo en los rituales, máscaras, o imágenes mentales. Ni sólo en “el Tío” de la mina, al que consideran su protector desde tiempos inmemoriales, ni en las famosas “diabladas”, ni tan siquiera en la devoción a “Mamita Candila”, la Virgen de la Candelaria que se une a las fiestas ancestrales del altiplano inca, invitada por los misioneros españoles.
El espíritu mágico está en la fuerza ancestral del hombre y su forma de comunicarse con los espíritus de la naturaleza, con la raíz energética del planeta que traspasa la psique.
Los campos energéticos de esta ciudad son opuestos y complementarios a la vez. Unos cargados de ritos, doctrinas, dogmas, hechizos, magia. Los otros tienen hilos de silencio, de palabra, donde el espíritu se comunica con la creación, con la vida.
Si tu alma visita la tierra, los cielos de Oruro, no es por casualidad, tiene la necesidad de enfrentar, interactuar con estos campos energéticos opuestos.
Aquí las fuerzas espirituales, elementales y su poder las puedes palpar, tocar, sentir, no tan solo caminando por las calles del mercado de las brujas, comprando plumas, animales muertos, piedras, semillas con sus indicaciones como hacer un hechizo. O visitando el santuario del socavón con sus siete arcángeles pintados en medio de un cielo estrellado.
En Oruro tu alma se enfrenta a una prueba que sacude a la mente de sus propias idolatrías, de conceptos y doctrinas.
Es una experiencia de tolerancia con el otro en su forma de comunicarse con Dios y ves  la libertad que das al instinto de experimentar la relatividad de tus creencias.
En menor medida los mismos campos opuestos se encuentran en otras partes del planeta, y en cada hombre.
Paz y Bien.
***
Autora de libros y guía para meditación.
maria.benetti.meirino@gmail.com//
***
Léalo también en:

Diario Primera Edición haciendo clik AQUÍ

***

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Acerca del Autor

María Benetti Meiriño

Escritora y conferenciante. Autora de varios libros sobre espiritualidad. Dicta conferencias y seminarios en distintos países. Asesora y Directora de Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. Coordinadora en Pluralismo Religioso-Religiones no cristianas. Hinduismo. Zen. Budismo. Judaísmo. Creadora del método de sanación espiritual Reiki Crístico, del Método de Meditación trascendental Camino a lo Sagrado, para adultos y niños.

Un comentario

  • Mariana

    Mi querida María anoche me pasó algo hermoso y quiero compartirlo con ustedes.
    Estaba en mi habitación, me preparaba para rezar las oraciones de la novena de cada mes y entran 2 sobrinas Morena de 11 y Aitana de 4. Me preguntan que estaba haciendo y les pido que dejen solita un rato porque estaba rezar.
    Aiti me dice que ella quería «yezar» conmigo. Entonces nos arrodillamos las 3, prendimos la vela, invocamos la protección de los Ángeles y Arcángeles, como nos enseñó el padre Gumer en su libro y rezamos las oraciones.
    Después le dije que en silencio cada una hablara un ratito con Jesús y le pida lo que quería.
    Terminamos nuestras oraciones y nos dimos un abrazo fuerte las tres. Yo ya estaba super emocionada.
    Y no puede evitar soltar unas lágrimas cuando More, que tomó su primera comunión hace poquito me dice: «Marian, ¿vos sabías que cuando 2 o más personas se juntan para rezar, Dios está entre ellas? O sea que mientras rezábamos Dios estaba con nosotras.
    ¡Son unas dulces!
    Les mando un abrazo fuerte.

Dejá tu mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *