¿Qué es la noche de brujas?

¿Qué es la noche de brujas?

María en Forres, camino a Findhorn Escocia

La noche de brujas es una fiesta de origen religioso, aunque utilizamos el término, brujas. Es la Noche de Víspera de Difuntos.

Su origen

Antiguamente se celebraba el 13 de mayo como recordatorio a todos los mártires. Más adelante en occidente utilizaron la fecha de los pueblos antiguos, más en concreto, de los celtas, para cambiar el 13 de mayo por el 1 de noviembre y su víspera, el 31 de octubre.

¿Por qué la fecha de noviembre?

En el pueblo celta se festejaba a principios de lo que llamamos ahora el mes de noviembre. Era una ceremonia, de fin de ciclo y de comienzo de otro, en la que se festejaba el agradecimiento a la cosecha, a la tierra. En lo mágico las hadas abrían las cuevas para que los familiares de los difuntos pudieran contactarse con el mundo espiritual.
Esta ceremonia duraba siete días y finalizaba con el rito de los espíritus (según ellos los fallecidos que visitaban a sus familiares).
Al ser un día en que se abren las puertas dimensionales, tenían que dejar comida para que los espíritus malos no molestaran a los vivos. También se dejaban lámparas en las puertas, las cuales se hacían con la cáscara de calabazas, remolachas, nabos.
La festividad celta se convirtió en el “día de todos los santos” y nació «halloween», en castellano, “vísperas de todos los santos”.

Las calabazas

A las calabazas las ahuecaban y de ellas hacían farolas, para que los espíritus se guiaran. Los que difunden las calabazas talladas son los irlandeses según la leyenda de “Jack el mezquino”, personaje mítico popular en Irlanda.
Recordando esta leyenda los niños salen disfrazados de fantasmas, que son una representación de los espíritus, recorren el vecindario y hacen un trato con los dueños de casa: “o nos dan dulces o hacemos travesuras”…”truco o trato”

Los celtas

Es un pueblo con costumbres maravillosas. Hablo en presente porque la sabiduría está viva, aunque discretamente. Todavía hoy, como en el mundo celta, se sigue festejando, agradeciendo a la naturaleza, se mantiene el respeto a los ciclos; toda su mitología se escurre hasta el día de hoy y, quien sostiene estos rituales, con sus hilos invisibles es “la música”; donde está la música celta está toda su cultura presente, despierta.
Tengo mucho más para contar de este pueblo increíble, el cual voy conociendo en nuestros viajes y, cuando vivo en Europa, me despierta cada mañana con sus piedras vibrando.
Paz y bien.

María Benetti Meiriño

Acerca del Autor

María Benetti Meiriño

Escritora y conferenciante. Autora de varios libros sobre espiritualidad. Dicta conferencias y seminarios en distintos países. Asesora y Directora de Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. Coordinadora en Pluralismo Religioso-Religiones no cristianas. Hinduismo. Zen. Budismo. Judaísmo. Creadora del método de sanación espiritual Reiki Crístico, del Método de Meditación trascendental Camino a lo Sagrado, para adultos y niños.

Dejá tu mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *