El yogui de Varanasi y su temp...

El yogui de Varanasi y su templo sagrado

El yogui de Vanarasi y su templo sagrado

 

He visto lugares sagrados en tantos sitios, grandes templos, castillos, chozas, grutas, ermitas ya personas que son como el caracol, que se mueven con su templo sagrado a cuestas, como el que les voy a contar ahora, en las riberas del rio Ganges, en la India.

 

En un rinconcito de la orilla del río Ganges en india estaba sentado “el yogui“, en su templo sagrado.

Una amiga nos dijo: “les voy a presentarle al Babaji”. Íbamos caminando en medio de esa masa energética pesada que tiene Vanarasi, cuando miré al cielo y vi la señal del templo sagrado,  los colores, la luz que parecía un rayo traspasando esa capa oscura que rodea el río Gánga, como le llaman en sánscrito al río.

 

Siempre me he dejado guiar por lo que veía a gran altura en el cielo, por las luces, como en este caso que me llevó a estar delante de un gran místico. (Los místicos construyen a su alrededor como una nube, una bruma, el color es según la aspiración que tiene).

 

Nos recibió con una sonrisa y me ordenó que me sentara  a su lado.

 

Al Babaji, lo encuentras  todos los días, sentado a la orilla del río,  apoyado sobre la lata que hace de cartel de un  puesto de té.

Sabía que tenía delante a un místico oriental por los símbolos que bailaban a su alrededor.

La bruma era densa y él estaba en el centro de esas nubes de colores, por llamarlas de una forma, que son, para que lo puedan comprender, como un arco iris nebuloso, del que se deducen los distintos tonos porque no están separados.

No tenía “chichones”, como los llamo yo, de nubes emocionales grises. Y los símbolos orientales que lo rodeaban eran tan pocos que se podían contar.

 

Raras veces se dan estas combinaciones, entre los símbolos pocos y claros con  los colores. Esto es propio de los hombres místicos que saben mucho de ocultismo.

Los colores se desvanecían, se elevaban  y los símbolos quedaban bien marcados como señal de que estás delante de esta puerta, de un lugar sagrado.

Cuando los símbolos tienen armonía y bellos colores los utilizan “los alquimistas espirituales”. Cuando digo “alquimistas espirituales”, no estoy diciendo brujos negros, que también  utilizan símbolos en sus meditaciones, pero tienen colores y formas que provocan sensaciones físicas y movimientos en el campo energético, horribles.

He intentado ser lo más clara posible de mi experiencia sin entrar en detalles que los pueda confundir, entre lo real y lo irreal.

La intención es compartir.

María Benetti Meiriño

Gracias por su visita

Para volver a la página de inicio haga clik en la siguiente flecha:

imagesCARKE0MB

Acerca del Autor

María Benetti Meiriño

Escritora y conferenciante. Autora de varios libros sobre espiritualidad. Dicta conferencias y seminarios en distintos países. Asesora y Directora de Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. Coordinadora en Pluralismo Religioso-Religiones no cristianas. Hinduismo. Zen. Budismo. Judaísmo. Creadora del método de sanación espiritual Reiki Crístico, del Método de Meditación trascendental Camino a lo Sagrado, para adultos y niños.

Dejá tu mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *